"Un hombre que limita sus intereses limita su vida" (Vincent Price)

martes, 19 de enero de 2010

Grace Slick, la "otra" Janis

Y, si decíamos que Debra Paget no había pasado a la posteridad con tanta suerte como algunas de sus colegas y coetáneas, otro tanto se puede decir -trasladado al terreno musical- de lo que les pasó a las pocas mujeres que cantaban rock en la escena de la Costa Oeste norteamericana de finales de los 60, eclipsadas por la omnipresente y -a mi entender- algo sobrevalorada Janis Joplin. Y eso que Grace Slick fue la vocalista de una de las bandas más importantes de la edad de oro de la psicodelia, Jefferson Airplane, y que con el grupo creó dos de los clasicos del género y de la época: Somebody to Love y White Rabbit, de la cual también fue autora.

Apellidada en realidad Wing y nacida en 1939, sus antecedentes como modelo y su sensual y potente contralto proporcionaron a su banda una voz particular y reconocible y un atractivo reclamo. Tras pasar por el grupo Great Society, sustituyó a Signe Anderson, -cantante original de los Jefferson- en el segundo LP de la banda, Surrealistic Pillow, que fue un exitazo, y quedó nº3 en las listas estadounidenses, y está considerado hoy en día uno de los LPs indispensables de la Historia del Rock.

Grace sobrevivió a aquella época demente que le quitó a su buena amiga Janis, a pesar de que los excesos nunca han faltado en su vida. A cambio de no alcanzar el estatus de la fallecida, Slick ha tenido una larga carrera: tras años de éxito con Jefferson Airplane, el grupo acabó separándose/remodelándose en 1972, convirtiéndose sucesivamente en Jefferson Starship y después simplemente en Starship. Con esta formación y ya en plenos 80, Grace volvería a triunfar con nuevas canciones, ya en una línea diferente a la que le hiciera famosa, y entre las que destaca Nothing´s Gonna Stop Us Now, nº1 y nominada al Óscar al ser incluida en la película Maniquí.

Aunque se ha reencontrado de vez en cuando con los ex-miembros de Jefferson Airplane para discos y conciertos, Grace está prácticamente apartada de la música y se dedica desde hace años a la pintura. Resulta de lo más curioso verla hoy en día, recién cumplidos los 70, convertida en una entrañable señora de pelo blanco. Quién diría que tras la apariencia afable de esta simpática abuelita se esconde una vida de alcohol, drogas y excesos de casi todo tipo...

* Los Jefferson en directo en la televisión estadounidense de la época.... cómo les molaban a los técnicos los recién descubiertos efectitos... http://www.youtube.com/watch?v=Q1cfTMdjkYM
* White Rabbit en Woodstock: http://www.youtube.com/watch?v=EntBFYOPIcE
* El MySpace de Grace (no sé si oficial): http://www.myspace.com/graceslick. En la parte inferior podéis ver una entrevista reciente con ella...


6 comentarios:

  1. Luis, le pegas muy bien a la escritura y tus gustos son selectos, me dejaré llevar por el lugar de cuando en cuando sobre todo si nos deleitas con notas tan jugosas como la de Grace Slick...Cual es el siguiente?

    ResponderEliminar
  2. ¡Hala, ya has revelado mi identidad secreta!
    Gracias por tus comentarios. La próxima entrada será para mi admirado Stephen Boyd...

    ResponderEliminar
  3. Si me la comparas con Janis sin duda merece una oportunidad en mi reproductor. Por lo menos más guapa si que es.

    Por cierto, después de ver el vídeo de la televisión, empiezo a pensar que la sicodelia era un invento de la CIA para mantener a la población controlada, porque los destellos y colores del fondo de vídeo son muy sospechos.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, es que la pobre Janis no destacaba precisamente por su belleza... Grace era, desde luego, más guapa, y al menos tan buena cantante como Janis. Quizá si se hubiera muerto después del "Surrealistic Pillow" hoy día estaría tan encumbrada como su amiga...

    ResponderEliminar
  5. Hombre, Janis no era fea en absoluto, a pesar de las gafotas. Y es mejor cantante que la Slick. Aunque claro está que más guapa es la segunda.

    ResponderEliminar
  6. Para mí es más bonita la voz de Grace. Obviamente, es cuestión de gustos ;)

    ResponderEliminar