"Un hombre que limita sus intereses limita su vida" (Vincent Price)

martes, 1 de abril de 2014

Capitán América: El soldado de invierno

Nueva muestra del hoy tan frecuente y popular cine de superhéroes que echaba mucho de menos en mis años mozos, cuando era un incondicional de los tebeos de estos personajes y la tecnología no permitía llevarlos a la gran pantalla con facilidad. Hace ya bastantes años que dejé de leer estas publicaciones, pero conservo el cariño y el gran recuerdo de aquella época y de todas aquellas lecturas, razón por la que suelo ver casi todas las películas que adaptan los cómics de los personajes de Marvel y DC.

Sin salirse de los márgenes (o límites) del cine comercial pensado para agradar a casi todos los públicos, Capitán América: El soldado de invierno me parece una buena demostración de que se pueden hacer blockbusters entretenidos, interesantes, y hasta con una historia decente que los vertebre sin tener que apoyarse únicamente en los efectos especiales como exclusiva atracción de una película. Este nuevo trabajo de los hermanos Anthony y Joe Russo me parece también de los más acertados filmes de superhéroes que se han rodado en los últimos tiempos, y es así por la plausible elección de estos directores de un tono dramático para la historia, con alguna mínima nota de humor ocasional normalmente elegante y sin desatinar. Me parece un error la excesiva presencia de gags humorísticos de películas previas del género como Los vengadores, Thor: El mundo oscuro o la saga Iron Man. La comedia no me parece el tono adecuado para este tipo de films y creo que los chistes y comic reliefs estropean a menudo estas y otras muchas películas. En ese sentido, esta segunda entrega del Capitán América destaca para mí por encima de todos estos antecesores inmediatos, además de que me parece que la trama está bien llevada y, aunque, por supuesto, tiene su buena dosis de efectos especiales y escenas de acción, encuentro éstas en general bien equilibradas y repartidas a lo largo de las más de dos horas de duración de la cinta.

En esta nueva aventura, encontramos a Steve Rogers/El Capitán América (Chris Evans) intentando adaptarse a la época moderna tras permanecer congelado en el hielo durante casi siete décadas y despertar en el siglo XXI, y planteándose la ética de la utilización del potente armamento que la agencia SHIELD para la que trabaja planea poner en marcha. Pronto descubrirá que, detrás de todo este proyecto tecnológico, hay una terrorífica conspiración de ámbito mundial. A desentrañarla le ayudarán sus compañeros habituales Natasha Romanoff/La Viuda Negra (Scarlet Johansson), Nick Furia (Samuel L. Jackson) y una nueva incorporación: Sam Wilson/El Halcón (Anthony McKie). El equipo al completo deberá enfrentarse a innumerables y poderosos perseguidores, a la vez que combaten a un nuevo enemigo: el Soldado de Invierno que da título al film (Sebastian Stan). Imposible no destacar la presencia del gran Robert Redford en una película que parece bastante atípica en su filmografía.

Además, como siempre, la impagable aparición de Stan Lee y dos escenas entre créditos y post-créditos adelantándonos parte de lo que va a venir en futuras películas Marvel.

2 comentarios:

  1. ¡Por supuesto! Aunque esa no espero que esté a la altura del Capi 2....

    ResponderEliminar